La celebración del día de Todos los Santos y el Día de Difuntos viene de antiguo.

Se habla de orígenes celtas, donde festejaban la llegada del imperio de las tinieblas, propiciadas por las largas noches invernales. Era el momento para que los espíritus aflorasen y vagasen entre los vivos.

Algunos pueblos de la Comarca de Tarazona y el Moncayo recogen esta fiesta entre las tradiciones del otoño. Sus ritos difieren muy poco de unos pueblos a otros.

Tres son los elementos rituales que se conjugan en estas fiestas: “rezos, toques de campanas y prendimiento de luces”

En Trasmoz , fieles a la intención de que las antiguas tradiciones perduren, se ha ido recuperando poco a poco parte de este ritual ,y este año la Asociación Cultural ” El Embrujo” de nuevo ha organizado los actos de “La luz de las ánimas” con una asistencia numerosa de publico que superó con creces lo previsto

Anuncios