Los días de niebla es uno de esos momentos que me gustan.

Se pueden hacer otro tipo de fotos y la verdad es que da un aire diferente al que se acostumbra.

La fotografía en días de niebla no es demasiado común; y sin embargo pueden hacerse grandes tomas con este fenómeno natural. Obviamente los amantes de la fotografía apreciamos mucho la buena iluminación, y por ello cuando trabajamos en exteriores tendemos a buscar aquella luz que resalte los colores y las texturas. Sin embargo, no debemos desaprovechar las oportunidades únicas que el mal tiempo también nos brinda. Si aún no has tomado fotografías en días con niebla, encontrarás aquí algunas nociones que te permitirán comenzar, en vista de que las condiciones en estos casos difieren mucho de los días a pleno sol.

Lo reflejos que se cuelan a través de la niebla pueden corromper la medición de la luz. En ese caso obtendrás imágenes subexpuestas. Puedes sortear este obstáculo dando un valor de +1 o +2 al compensador de exposición. Experimenta hasta obtener el valor apropiado.

Otra forma de hacerlo es usar la exposición manual, pero debes tener presente que las exposiciones prolongadas pueden dar imágenes movidas, ya que la niebla tiende a desplazarse. Obviamente puedes usar esto a tu favor si deseas crear una atmósfera misteriosa. En cambio, velocidades de obturación más rápidas te darán imágenes más claras y realistas.

Fotografiar niebla puede reducir el contraste y la saturación del color, resultando en imágenes “lavadas”. Esto será útil si deseas crear una escena que transmita sentimientos de aislamiento o tristeza. Sin embargo, si deseas agregar contraste a la imagen puedes tratar de capturar sujetos a cortas distancias y también una fuente de luz clara.

La niebla destaca los rayos de luz cuando ésta pasa a través. Puede ser una muy buena forma de darle a la toma un efecto artístico extra. Para enfatizar estos rayos que ingresan a la cámara deberás evitar hacer la captura directamente enfrente de la fuente de luz. Más bien trata de capturarlos dejando ligeramente fuera de cuadro a la fuente.

Puedes enfatizar la forma de un sujeto si utilizas la niebla como fondo. Al manejar la exposición de acuerdo al fondo reducirás tu sujeto a una simple silueta, si es eso lo que deseas.

Referencia: Fotografiad

Anuncios