La casa Samanes se levanta a 490 m de altitud, en un paraje llano cercano al barrio de Cunchillos
Esta casa es el único vestigio material que queda visible de lo que fue el poblado de Samanes
Si nos acercamos a este lugar podemos ver las maravillosas vistas del macizo del Moncayo que en un tiempo pasado pudieron contemplar los pobladores de Samanes

La casa fuerte de Samanes perteneció al obispado de Tarazona, y el edificio sirvió de ermita durante un tiempo determinado. En 1980 se compró el edificio para utilizarlo como vivienda. En la actualidad sigue perteneciendo a esta familia
El poblado de Samanes a mediados del SXII pertenecía a Teresa Cajal, quien fue la que donó el lugar al obispo e Iglesia de Santa María de la Huerta de Tarazona, de cuyo señorío formará parte hasta la Desamortización de Mendizaval SXIX.

samanes 3

El poblado de Samanes careció de función militar, por ello no intervino en los conflictos bélicos desarrollados en la zona.
Sin embargo tomó parte en los sucesos particulares que afectaron a su propietario, como el de 1344, cuando fue ocupado por García de Lóriz porque el obispo, señor de Samanes, era el confesor del rey y así vengaban su colaboración con éste en los momentos de lucha con la Unión

En 1400 nuevos sucesos entre la familia Pérez Calvillo y Lope de Gurrea hicieron que el lugar fuera tomado por los castellanos
En 1526 con la conversión forzosa de los mulsumanes, una habitación de la torre de Samanes fue utilizada como parroquia y a partir de entonces sobrevivió como ermita

En 1646 la población de Samanes se contabilizaron 5 fuegos y en 1673 todavía continuaba habitado, pues el obispo nombró alcaide para el lugar. Su población debió extinguirse lentamente hasta que en 1798 Samanes estaba ya completamente deshabitado

La fachada exterior de la casa podemos observar los sillares desgastados y corroídos por la erosión, en donde en la fachada principal fueron rejuntados con cemento. Adosada a la fachada principal se ha adosado un corral.

samanes 2

Esta casa fuerte fue construida en el SXIV, directamente sobre la roca natural caliza y sin preparación previa de nivelación, esto queda patente en que en algunas zonas la roca natural sobresale del nivel del suelo

En la actualidad la casa Samanes tiene dos plantas, aunque sólo la planta baja es la original del SXIV. En el interior se conserva la bóveda, paredes y ventanas abocinadas.

Anuncios