La Ciesma  como se ha llamado siempre o Diezma, es un monte que se encuentra en la Comarca de Tarazona, provincia de Zaragoza,a la sombra de la gran Sierra del Moncayo. La cota máxima de este monte está en el pago conocido como Umbría Alta, con 821 m., y en sus faldas, a una altura de 625 m. sobre el nivel del mar, se encuentra el pequeño y hermoso pueblo de Grisel.

Este se encuentra formado por un suelo de suaves desniveles donde se alternan conglomerados, arcillas y limos rojos del Mioceno.  La Ciesma se extiende desde el término de El Buste hasta el de Sta. Cruz del Moncayo, con una altura máxima de 831m. (Umbría Alta), constituye un apéndice alargado de la Muela de  Borja y cierra el piedemonte inmediato del Moncayo.  Adosada longitudinalmente a la misma se encuentra la depresión de La Valluenga, cuyo drenaje vierte hacia La Huecha.

ciesma-3

En el monte de La Ciesma actualmente apenas quedan restos del primitivo bosque de encinas y rebollares que antiguamente lo cubría, quedando solamente formaciones arbustivas de coscojos, aliagas, romero, tomillo y ontinas.  El rendimiento agrícola y ganadero del monte ha sido tradicionalmente de baja calidad. Tras el aprovechamiento forestal indiscriminado al que fue sometido durante el siglo XIX, éste fue repoblado de viñas, siendo muy afamados sus vinos, pero una plaga de filoxera hacia 1895 acabó con la mayoría de ellas.  Posteriormente se roturó en bancales para cosechar cereales de secano, trigo, cebada, avena etc., de lo cual hoy quedan numerosas eras y pajares como testigos de tales faenas agrícolas, que acabaron con la llegada de las modernas cosechadoras.

ciesma-1

Actualmente la mayor parte del monte se encuentra yermo, excepción hecha de algunas plantaciones de almendros y viñas, y la utilización de los pastos por los ganados que se encuentran ubicados en los corrales del termino de Grisel. No obstante  en estos últimos años desde el Ayuntamiento y la Asociación Cultural se ha impulsado la plantación de pinos, carrascas y coscojos, que poco a poco han ido creciendo y dando al monte  más colorido y  vida.

En mi opinión, la plantación de pinos no hace sino empobrecer el suelo, no se deben de repoblar con especies alóctonas sino en este caso con carrasca y rebollo que era la vegetación original.

Existen unas cuantas decenas de antiguas casillas de pico repartidas por todo el monte que son únicas. Servían de refugio a los pastores contra las inclemencias del tiempo.

casillas de pico en Grisel

En la cima hay un parque eólico que ha generado un impacto visual en la zona.

saludos y buenas photicos

Anuncios