333 escalones son los que hay que subir para llegar a los restos de una torre medieval de vigilancia en la localidad de Los Fayos, Aragón. 

Era de los dos torreones de vigilancia que tuvo Los Fayos en el siglo XII. Están situados en un enclave estratégico, encima de la peña bajo la que se erige esta localidad de la comarca de Tarazona. Desde este lugar se podía controlar el valle del Queiles y prevenir así a la población de posibles ataques u otras amenazas. Recientemente ha sido restaurada y se ha habilitado un acceso con estos escalones.

img_0942

La torre, de planta circular, tiene poco más de nueve metros de diámetro exterior y un muro de dos metros de grosor. Está realizada con mampostería de conglomerados y caliza, con un enlucido o rejunte de mortero, que al exterior marca con líneas un despiece irregular. Esta torre estaba muy deteriorada, especialmente su interior, donde faltaban varias piedras del muro, formando varios agujeros. Incluso había sido utilizada largamente como puesto de caza.

img_0939

Se sitúa esta construcción a comienzos del siglo XII, en los primeros conflictos bélicos tras la reconquista cristiana, si bien doscientos años después “ya estaba derruida”.

La torre perteneció a las fortificaciones de los primeros años del siglo XII, momentos de mucho movimiento militar en los que el castillo de Los Fayos adquirió mucha importancia estratégica.

img_0941

Muchos no lo saben pero la conocida como ‘cueva de Caco’ es, en realidad, el castillo medieval de la localidad. Al estar tan próximo a la línea fronteriza, participó en los conflictos de Aragón con los reinos vecinos desde el principio. Los primeros datos históricos que citan el término de Los Fayos se remontan a 1.128, siendo su castillo importante desde los conflictos políticos del siglo XII.

cartel2

La subida se realiza desde el pueblo, el recorrido está indicado. Pasamos el acceso hacia la cueva de caco, que también es muy recomendable visitar, así como el museo de la Cetrería.

 

 

cartel

.

 

 

Al inicio de la ruta se puede ver un cartel orientativo sobre la ruta y el torreón.

 

 

 

 

La subida es muy pronunciada y los 333 escalones se hacen un poco pesados si no se está acostumbrado a ello. Para la bajada hay que extremar las precauciones sobre todo si está el suelo húmedo y para las personas con un poco de vértigo no es muy recomendable.

escalones2escalones3

Existe otro acceso desde un camino que se coge en Torrellas y a la altura de los puestos de caza de paloma se accede, es ideal para ir en bici, aunque al final habrá que ir un pequeño tramo desmontado.

img_0943

logo-con-nombre2

Anuncios